Imagen de la presentación del libro

Piense en mujeres pioneras y referentes. Figuras históricas. De trayectoria irrebatible. Vale, Marie Curie ¿Y quién más? No es cuestión de quitarle mérito a Curie (primera persona en ganar el Nobel en diferentes especialidades) pero son muchas más las mujeres que rompieron barreras. Muchas más, y en todos los campos, pero no siempre se las recuerda. Su ejemplo no se pone en las aulas. No se las cita en los libros de historia. Rompieron el techo de cristal, pero se encontraron un muro de olvido.

A raíz de varios de trabajos de alumnas del Máster en Políticas de Igualdad y Prevención de la Violencia de Género de la UIB, la profesora y vicerrectora Rosabel Rodríguez ha coordinado un volumen para recoger el papel de varias mujeres a lo largo de la historia en diferentes sectores (de la ciencia a la carrera espacial, pasando por el rock y el deporte), creando así un libro cargado de referentes femeninos que pueden inspirar a las futuras generaciones de niñas y jóvenes.

«Cada vez que una niña abre un libro y lee una historia sin mujeres, aprende que vale menos». La cita de Myra Pollack Sadker, educadora y escritora, abre la introducción y resume en una línea el objetivo del libro, concebido para ser trabajado con alumnos de Secundaria pero también una lectura «muy válida» para cualquier persona interesada en educación, altas capacidades, talento, género…

Así lo explica Rodríguez, que ayer presentó el libro junto a sus autoras en la librería Lluna de Palma. Las estudiantes han analizado el papel de la mujer en la prehistoria; en la Real Academia Española (con un bochornoso porcentaje de representación femenina y una lista de candidatas rechazadas difícil de justificar); en el atletismo; en política… incluso en el espionaje, donde los nombres no se quedan en Mata Hari ( Josephine Baker, Marga d’Andurain, Marthe Richer…) y sus aportaciones no siempre son recordadas.

Marie Curie por supuesto aparece, pero la acompañan en el capítulo sobre la ciencia otros nombres menos conocidos pese a la relevancia de sus aportaciones. Como Rita-Levi Montalcini (Nobel de Fisiología de 1986), que se enfrentó a su familia para poder dedicarse a investigar; o Maria Elena Maseras, la primera mujer española que puedo acceder a la universidad libremente en 1875, con un permiso especial del rey.

Leer el artículo completo en El Diario de Mallorca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.