Logotipo de la asociación DIGMUN

Si desde la escuela, en los primeros cursos de Educación Infantil, comenzara una auténtica educación en igualdad, no serían necesarias las medidas correctivas para atajar la violencia de género.

El ser humano nace con una gran capacidad para adaptarse al entorno en el que vive siendo mucho mayor en las primeras edades y se va reduciendo a medida que vamos madurando. Esto ocurre también en todos los campos de aprendizaje y también sucede con los modelos sociales básicos –entre los que se encuentra el sexismo o su antítesis, la igualdad– que una vez aprendidos tienden a mantenerse.

El sexismo está instalado en toda la sociedad pero es obligatorio que LA ESCUELA haga algo para formar al alumnado contra actitudes machistas. Nuestro sistema educativo carece de los medios y herramientas necesarios para poder hacer realidad la tarea encomendada por la Ley Integral contra la Violencia de Género”, por lo que es importante reflexionar sobre el tipo de escuela que puede prevenir la violencia o si los profesionales de la enseñanza pueden hacer algo para prevenir este tipo de actuaciones, ya que en los centros de enseñanza no hay tiempos ni espacios ni programación adecuada para tratar la igualdad y eso es la base de donde nace luego la violencia.

En Ceuta, desde hace cuatro años, se impuso desde la Dirección Provincial, del Ministerio de Educación, la elección de un coordinador/a en cada centro educativo. Esta persona, en la mayoría de los casos, no está formada en materia de igualdad y es elegida al azar entre el profesorado del centro. Se limita a organizar alguna que otra actividad relacionada con el tema cuando llegan las fechas puntuales del “Día de la Mujer “o de la Violencia de Género. No hay en los centros escolares un proyecto educativo serio donde estén recogidos los objetivos necesarios para trabajar la igualdad y donde el equipo directivo se vea implicado e implique al profesorado en actuaciones que vayan más allá de una mera celebración puntual.

Leer el artículo completo en El Pueblo de Ceuta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.