Imagen de la atleta Nuria Fernández

Los datos son desoladores: la brecha salarial entre hombres y mujeres en España se sitúa en el 24%, la más alta de los últimos seis años, sólo el 12% de los puestos directivos están ocupados por mujeres, y de los casi dos millones de trabajadores que cobran como máximo el salario mínimo, 645 euros al mes, un 67% son ellas. Además, nuestro índice de fecundidad no supera los 1,32 hijos por mujer; en parte por los problemas para conciliar, el control masculino que soportan las adolescente está disparado y, en lo que va de año, 18 mujeres han sido asesinadas por sus parejas. Las estadísticas son públicas, los números los conocemos.

Pero, ¿qué piensan las mujeres españolas? ¿A qué situaciones se enfrentan en su día a día? ¿Qué han terminado dando por bueno y contra qué se rebelan? A lo largo del próximo mes mostraremos las reflexiones de 28 mujeres, anónimas y públicas. Desde representantes políticas como Celia Villalobos, Rita Maestre, Inés Arrimadas, Meritxell Batet o Andrea Levy, a mujeres pioneras en sus profesiones como Rocío González, piloto de caza, Paqui Márquez Araujo, árbitro de karate, o Silvia Gil, comandante de la Guardia Civil, pasando por rostros como los de Rosa María, ama de casa, Sonia Chirinos, jueza de violencia de género, u Olivia Isidoro, socióloga y trabajadora social.

Leer las entrevistas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.